¿Qué significa ser ágil?

Para ti, ¿qué significa ser ágil?

Esta debe ser la pregunta que más he escuchado en diversos eventos, me la han realizado en diversas conversaciones trabajo e incluso fuera de él, y es pregunta fija de una entrevista de trabajo cuando estas postulando al puesto/rol de Scrum Master o Agile Coach.

La respuesta en muchas ocasiones y dependiendo del perfil de la persona entrevistada va desde citar el manifiesto ágil con sus valores y principios, incluyendo el trabajo en equipo, la colaboración, la rapidez, hasta hablar de software, devops, #noestimate, cloud, entre otros.

Debo decir también, que mi respuesta ha ido evolucionando conforme he ido adentrándome más en este mundo, es decir, conforme he experimentado, patinado (un resbalo a veces doloroso), levantado y capacitado en el tema. Como resultado tengo dos versiones, la primera que lo hago a través de un ejemplo y que explicare en este post, y la segunda es más un pensamiento del cuál hablaré en el siguiente post. Aprovechará también para hablar sobre un concepto más, igual de mencionado que este: Hacer agilidad. Ahora sí, al detalle.

Explicando lo que significa Ser ágil con un ejemplo

Recuerda cuándo ibas a la universidad y necesitabas pasar un curso. Imagina que es un curso obligatorio que no te gusta mucho, pero, al ser obligatorio necesitas pasar sí o sí.

Ahora bien, has pasado el examen parcial con mucho esfuerzo y se acerca el examen final. Deseas aprobar con una mejor nota que la anterior para asegurarte. ¿Qué vas a hacer para aprobar el examen? Tienes dos opciones:

a. Estudiar en tu casa/biblioteca, crear un grupo de estudio con tus amigos, buscar un tutor para que te explique sobre el tema, resolver exámenes tipo, leer los libros y material recomendados por el profesor, crear mapas mentales, etc.

Ser Agil opcion A Johana Chuquino

b. Pagarle al profesor para que te pase de curso, preparar tu plague (papalito pequeño con temas/formulas del curso) y copiar durante el examen, pagarle a alguien para que dé el examen por ti, etc.

Ser Agil opcion B Johana Chuquino

Ninguna de las dos te asegura si o si aprobar el examen, ambas opciones te acercan mucho al tan ansiado “Aprobé”, pero, nada se sabe hasta el final. Debo comentar, que tal vez la opción de pagar directo al profesor pueda que, si te apruebe, no lo sé, lo dudaría, salvo esta alternativa, creo que con las demás opciones no hay una certeza del 100%.

Entonces, ¿qué haces? Elige

Una vez hecha tu elección, pregúntate ¿Quién estoy siendo cuando decido por esta opción? ¿Cuáles son mis valores? ¿Cómo me sentiré después del examen?

Si escoges A, lo más probable es que tus valores y principios sobre responsabilidad, respeto y honestidad estén bien desarrollados. Sabes que no será fácil, aun así, decides ir por esta vía.

Si escoges B, pues, la responsabilidad, el respecto y la honestidad o andan aún en formación –no me sentiré bien después, pero, ni modo- o no te importan. Es decir, si sabes qué debes hacerlo, pero, no es algo habitual en ti en estos momentos. 

Lo que diferencia que tomes una opción de la otra, es tu grado de consciencia.

La opción “A” tiene mucho trabajo detrás, puedes evocar algunos recuerdos de la infancia o adolescencia, levantándote temprano para ir a estudiar, hacer los deberes en casa, ayudar a mamá, estudiar, hacer las tareas, cuidar a los hermanos menores, e incluso para algunos trabajar. Lo hacías, aunque a veces no era fácil, aunque a veces no querías, pero, lo hacías, y lo hacías bien. Lo hacías porque en el fondo le encontrabas un sentido (el ejemplo de mamá o papá o del alguien, ya sea que quieras ser como ellos o que no quieras ser como ellos, una meta, un sueño, etc.).  Lo hiciste tanto que luego de un tiempo, llegaste a interiorizar esos valores y hoy son naturales en ti. No hay ni que pensarlo tanto.

Ahora llevemos esto a la Agilidad. Sucede literalmente lo mismo. Veamos:

“Estudiar en tu casa/biblioteca, crear un grupo de estudio con tus amigos, buscar un tutor para que te explique sobre el tema, resolver exámenes tipo, leer los libros y material recomendados por el profesor, crear mapas mentales, etc.” Son las prácticas ágiles. “Daily, retrospectiva, el planning, póker estimation, programación en pares, inception, visioning, research, etc.” Algunas nos gustaran, algunos no, pero, allí están. Cada una tiene su beneficio y en conjunto hacen que me acerque más el resultado esperado. Esto en resumen es Hacer Agilidad.

Pregunta, ¿Cuál es el resultado esperado de Hacer Agilidad? Será, ¿Ser ágil?

La respuesta es, No. Ser ágil es lo que demuestro mientras realizo mis prácticas ágiles. Son los valores y principios que tengo interiorizados en mí. Ser ágil es quien soy o en quien me estoy convirtiendo mientras hago cada cosa. Puedo conocer los valores y principios del manifiesto ágil de memoria, hablar de ellos en cada exposición en cada taller, sin embargo, la pregunta seguirá siendo ¿quién eres? Hablas de trabajo en equipo ¿y tú? ¿sabes trabajar en equipo? Hablas de planning, ¿tú haces planning con tu equipo? ¿lo hiciste alguna vez? ¿tienes en mente la deuda técnica?

Interiorizar los valores y principios, cuesta. No vamos a mentir. Sobre todo, cuando vienes de muchos años trabajando de forma que a la larga generaba resultados. Si alguien que copiaba siempre y de esa forma aprobaba la mayoría de exámenes, dile ahora que estudie y que deje de hacerlo. A pesar de que les des los por qué y los para qué, le va a costar. Y mientras está adoptando está nueva forma, va a querer regresar a la anterior, por ello, muchos optan por los acompañamientos, de gente que ya pasó por esto, ya vivió esta experiencia.

Ser ágil es un cambio de fondo y de forma, un cambio de mindset y siempre te llevan a algo, te llevan a tener un equipo autoorganizado, un producto siempre en evolución, clientes mucho más que satisfechos y una compañía que responde al cambio generando valor. Y esto, es el resultado. Esto es lo que se esperaba al final. Este es el «Aprobado» de tu examen, esto es el para qué soy ágil.

Este fue mi ejemplo. Con esto he explicado y seguramente seguiré explicando algunos conceptos básicos sobre agilidad. Puedes ver en este post un vídeo explicado de un ejemplo similar. El post se titula: Agilidad en las empresas.

Por último, a veces me pongo creativa y cambio el ejemplo por dinero en el piso, o manejar ebrio, o cualquier otro, pero, en el fondo, el mensaje es el mismo.

Nos vemos en el siguiente post.

Johana Chuquino

¿Te gustó? Compártelo en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *